2019 · 10 · 03

El nuevo Parlamento israelí se inaugura con la amenaza de disolverse pronto

Los diputados de la Knéset (Parlamento israelí) jurarán su cargo en una ceremonia festiva en Jerusalén, sabiendo que la cámara podría disolverse pronto si los partidos políticos no llegan a un acuerdo para formar gobierno.

Diecisiete diputados presentes en la legislatura anterior no regresarán después de las recientes elecciones generales. En cambio, regresan nueve que habían estado en el Parlamento en mandatos anteriores y entran ocho nuevos.

De los 120 escaños que tiene la cámara, solo 28 estarán ocupados por mujeres.

A diferencia de la ceremonia celebrada hace solo cinco meses, después de las elecciones del 9 de abril, esta vez, los nuevos diputados no votarán aún para escoger al presidente del Parlamento, ya que ningún partido ha podido obtener una mayoría de apoyos para que se elija a su candidato.

La ceremonia será boicoteada por los 13 diputados de la Lista Conjunta de formaciones predominantemente árabes, que no estarán presentes en "protesta por la ola de asesinatos y violencia" en la comunidad árabe israelí.

Mientras se abre la nueva legislatura, la número 22, el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, y el líder del partido Israel Nuestro Hogar, Avigdor Lieberman, se reunirán para ver si pueden desencallar la formación de un gobierno de unidad.

 

 

​Lieberman dijo el 2 de octubre que mantendría encuentros con Netanyahu y con el jefe de la coalición centrista Azul y Blanco, Benny Gantz, que fue la fuerza más votada en las elecciones del 17 de septiembre, con 33 escaños. El Likud de Netanyahu obtuvo 32.

Fuente: Sputnik - Mundo