2019 · 06 · 12

HRW denuncia ataques ilegales en último enfrentamiento entre Israel y Gaza

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que la última escalada de violencia entre Israel y las facciones palestinas en Gaza a principios de mayo incluyó ataques por ambas partes que violaron la ley internacional.

"Tanto Israel como los grupos armados palestinos llevan a cabo ataques con una indiferencia preocupante hacia la protección de civiles", expresó Tom Porteous, subdirector de programas de la organización.

En el informe se enfatiza en la cantidad de civiles muertos en este último intercambio de fuego: 15 en el lado palestino y 4 en Israel.

Además, se apunta que cuatro ataques aéreos israelíes tuvieron como blanco objetivos no militares o causaron un daño desproporcionado a civiles, violando las leyes de la guerra.

Por otra parte, cohetes no guiados lanzados desde Gaza hacia poblaciones israelíes fueron indiscriminados, lo que los convierte en ilegales bajo la ley internacional.

HRW basó su investigación en entrevistas en ambas partes, visitas a sitios atacados, inspecciones de restos de munición y análisis de declaraciones de oficiales.

La ofensiva israelí, que según el Ejército consistió en 350 ataques a objetivos de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, tuvo como resultado la muerte de 25 palestinos sumados a 153 heridos y la destrucción de 33 viviendas, según HRW.

La ONG investigó cuatro ataques aéreos israelíes del día 5 de mayo que mataron a 13 civiles y en dos de ellos "no encontró evidencia alguna de que fueran objetivos militares", como pueden ser combatientes enemigos o armamento, necesarios para que un ataque sea legal bajo las leyes de la guerra.

Las milicias palestinas en Gaza lanzaron 690 cohetes no guiados hacia centros urbanos, matando a tres ciudadanos israelíes e hiriendo a 123, mientras que un misil antitanque impactó en la Franja matando a una mujer palestina embarazada y un bebé. También mataron a otro civil israelí en un ataque con un cohete.

Los cohetes palestinos no tienen la capacidad de apuntar a objetivos militares específicos, y por tanto su uso contra áreas con civiles viola intrínsecamente las leyes de la guerra.

En el informe se critica el "castigo colectivo israelí" que suponen las trabas a la pesca y el acceso de personas y bienes, que también calificó de violaciones de la ley internacional.

"Israel y Hamás, la autoridad de facto en Gaza, tienen la tarea de investigar acusaciones de violaciones de las leyes de la guerra", se concluye en el informe, en el que se pide una investigación formal de la Corte Penal Internacional para llevar justicia a las víctimas y sus familias. 

Fuente: Agencia EFE