2019 · 04 · 16

Negros nubarrones en Palestina

El proceso electoral verificado en el Estado de Israel el día nueve del presente mes, revela en que su intento reeleccionista, el premier Benjamín Netanyahu (Bibi), se impuso por un estrecho margen de l3 mil votos de su partido Likud, frente al partido Azul y Blanco que lidera Beni Gantz.

El Likud logró 26.47 % de la votación, mientras Beni Gantz obtuvo26.ll %, lectura que es menester interpretar como el advenimiento de un forcejeo en la Kneset, para implementar las políticas del Estado, la más acusada, concerniente al manejo del bronco entorno con los palestinos de la Franja de Gaza como de Cisjordania.

Apenas concluido el certamen, Yair Lapid, segundo dirigente de Azul y Blanco, colores de la bandera israelí de la Estrella de David, reaccionó precisando:

“Convertir la Kenest en un campo de batalla”, bravuconada respaldada por el estrecho margen que endosó a su partido el votante, frente al Likud.

Cinco días antes de la cita cívica, Bibi adelantó de ser reelecto, extendería la ley israelí respecto a las 500 colonias judías enclavadas ilegalmente en Cisjordania, sin ningún aval legal y contra el parecer de la comunidad internacional, declaración temeraria que proyecta negros nubarrones en relación a conformar la anhelada paz que propicia la sensatez y la lógica planetaria.

Contraviene la ponencia de Bibi, el respaldo de l79 países de l93 que integran las Naciones Unidas, que reconocen al Estado Palestino, contra l4 que aún no lo han hecho, además, desconoce que Cisjordania fue cedida a los palestinos en l988 por el rey Hussein de Jordania, para junto a la Franja de Gaza, sitiada por Israel, proclamar el Estado Palestino.

Con esa cosmovisión, y con un gobernante norteamericano unilateralista, que endosa Altos de Golán a Israel, negros nubarrones se proyectan sobre Palestina.

Fuente: Ubi Rivas, Hoy Digital (República Dominicana)