2019 · 01 · 15

Israel desaloja a familia palestina para reemplazarlos por colonos

Las autoridades entregaron una orden de desalojo a la familia Sabbagh, conformada por 45 personas, para que los colonos israelíes puedan mudarse a sus hogares.

Según el derecho internacional, una potencia ocupante tiene prohibido transferir partes de su población civil al territorio que ocupa [Zena Tahhan / Al Jazeera]

Acurrucadas alrededor de un calentador eléctrico en un día frío de invierno, cuatro mujeres palestinas se sientan nerviosas, haciendo llamadas a conocidos para preguntar sobre casas en alquiler en la ciudad.

"No podemos dejarlo para el último minuto. Tenemos que resolverlo: los israelíes pueden venir en cualquier momento para desalojarnos de nuestros hogares", explica Ramziyeh Sabbagh, de 31 años. Ella dará en aproximadamente cinco días a luz a una niña.

"Mi esposo niega que podamos ser desalojados", dice Khadija Sabbagh, la tía de Ramziyeh. "No sé qué vamos a hacer. Solo tenemos a Dios en este punto".

Umm Alaa Skafi, que vive en la casa de al lado y cuya familia también se enfrenta al desalojo, se acercó a ver a su querido vecino.

"Sigue orando. No dejes que tu mente divague. Mantente ocupada. Estoy aquí para ti. Prepararé un plato y lo traeré para ti y tu familia", le dice Umm Alaa a Khadija.

El 12 de enero, las autoridades israelíes entregaron una orden de desalojo a la familia Sabbagh (de unas 45 personas) para que los colonos israelíes pudieran mudarse a sus hogares.

Los cinco hermanos Sabbagh, sus esposas, hijos y nietos tienen hasta el 23 de enero para abandonar sus hogares. El martes, los abogados que representan a la familia señalaron que las autoridades israelíes acordaron congelar el desalojo hasta que se llegara a una decisión final en un mes. Las familias han vivido allí desde 1956.

Fueron desplazados por la fuerza de su ciudad natal de Jaffa durante la Nakba palestina de 1948, la limpieza étnica de Palestina por parte de las milicias sionistas para crear el estado de Israel. Habiendo tenido familiares en el vecindario cercano de Wadi al-Joz, se establecieron en Jerusalén.

Junto con  UNRWA, la agencia de ayuda de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos, Jordania, que asumió el control de Cisjordania y la Jerusalén oriental ocupada, se les proporcionó apartamentos para 28 familias de refugiados palestinos, incluida la familia Sabbagh, en el vecindario de Sheikh Jarrah.

Batalla para desalojar a los palestinos

No mucho después de la Guerra de 1967, en la que Israel ocupó Jerusalén Oriental, los grupos de colonos comenzaron a reclamar la propiedad de varias propiedades. En el año 2003, los grupos, que afirmaron haber registrado las tierras con sus nombres en 1972, vendieron la propiedad a Nahalat Shimon, una compañía de colonos registrada en el extranjero.

Nahalat Shimon lanzó una larga batalla legal para desalojar a varias familias palestinas en Sheikh Jarrah. En 2009, la empresa desalojó a tres familias. En 2017, a otra familia le exigieron que se fuera.

En noviembre de 2018, después de más de una década de procedimientos judiciales, el Tribunal Supremo de Israel rechazó la apelación presentada por los abogados que representan a la familia Sabbagh, en la que intentaron impugnar la propiedad de la tierra por parte de los colonos.

La Corte Suprema confirmó la decisión de un tribunal de primera instancia en la que se negó a abrir la consulta sobre quién era el propietario de la tierra o examinar los documentos presentados por las familias y sus abogados, sobre la base del estatuto de limitaciones que había expirado.

"Israel quiere echarnos a la calle, pero vamos a seguir luchando hasta el final", dice Mohammad Sabbagh [Zena Tahhan / Al Jazeera] 

"Hemos estado aquí durante 62 años. Incluso si no somos dueños de la tierra o del edificio, ¿cómo existen leyes que permitan el desalojo de personas después de 62 años?" consulta, Mohammad Sabbagh, de 70 años, hermano mayor de la familia, que huyó con sus padres a Jerusalén antes de que el resto de sus hermanos nacieran.

"Tuvimos un apartamento en 1956. Cuando la familia creció, construimos casas al lado de mis hermanos y sus familias. Cada piedra, baldosa y pared en estas casas nos dice que hemos estado aquí por 62 años", le comentó a Al Jazeera.

"La situación en la que estamos me rompe el corazón. Es muy, muy difícil", comenta, con voz temblorosa.

La casa de la familia Sabbagh en Jaffa sigue en pie. Pero bajo la discriminatoria ley israelí, los palestinos, a diferencia de los judíos, no pueden reclamar los hogares de los que huyeron durante 1948, lo que significa que no pueden regresar.

'Pequeña esperanza'

Zakaria Odeh, directora de la Coalición Cívica por los Derechos de los Palestinos en Jerusalén, la asociación que proporciona los abogados, explica que hay poca esperanza para las familias.

"Los tribunales se han negado incluso a examinar los archivos. Sabemos que estamos bajo la ocupación israelí, tratando con los tribunales de la ocupación, pero estamos tratando de posponer el desalojo lo más posible", explicó Odeh a Al Jazeera.

"La atmósfera política general ha alentado al gobierno israelí y a los grupos de colonos a intensificar sus esfuerzos, particularmente con este apoyo irrestricto del gobierno de los Estados Unidos encabezado por Trump", continuó.

Si bien el desalojo de la familia Sabbagh es el más inminente, hay al menos otras nueve familias de Sheikh Jarrah cuyos procesos legales están en curso.

Y el caso de Sheikh Jarrah no es único. Los grupos de colonos israelíes, muchos de los cuales son apoyados por el gobierno, han atacado durante mucho tiempo, y han logrado el desalojo en varios vecindarios palestinos en el este de Jerusalén.

En Silwan, al sur de la Ciudad Vieja, unos 700 palestinos se enfrentan actualmente al desalojo y al desplazamiento.

Desde la ocupación de los territorios palestinos por parte de Israel en 1967, la población israelí que vive en Jerusalén Este y Cisjordania ha aumentado entre 600,000 y 750,000. La cifra significa que aproximadamente el 11 por ciento de los 6.6 millones de habitantes de Israel viven ahora en tierras ocupadas, fuera de las fronteras internacionalmente reconocidas de su estado, en contravención del derecho internacional.

Ignorando la ley

En virtud del Cuarto Convenio de Ginebra, que define las protecciones humanitarias para los civiles atrapados en una zona de guerra, una potencia ocupante tiene prohibido transferir partes de su población civil al territorio que ocupa.

Esto tiene como objetivo garantizar que la ocupación sea temporal, proteger a los civiles del robo de recursos, prohibir una situación de facto en la que dos grupos que viven en la misma tierra estén sujetos a dos sistemas legales diferentes y prevenir cambios en la composición demográfica de la población en el territorio ocupado.

Ramziyeh Sabbagh, que está embarazada de nueve meses, vive con su madre enferma, su hermano y sus dos hijos en su casa de Sheikh Jarrah [ Zena Tahhan / Al Jazeera]

De regreso en Sheikh Jarrah, las familias de Sabbagh están desesperadas por la preocupación y el miedo.

"Vi el desalojo de nuestros vecinos", señala Khadija, de 55 años, la esposa del hermano de Mohammad. "Fue horrible. Allanaron sus casas mientras dormían y los echaron".

"Prefiero la muerte a este tipo de vida; esta lenta tortura que corroe tus nervios", continúa Khadija con lágrimas corriendo por sus mejillas.

"Si nos van a desalojar de aquí, que nos devuelvan nuestros hogares en Jaffa. Todavía tenemos la llave de nuestro hogar en Jaffa. Sé que algún día volveremos".

La hija de 15 años de Khadija se ríe de los comentarios de su madre.

"Sigue soñando", dice ella.

Fuente en inglés: Israel evicting Palestinian family to replace them with settlers

Fuente: Zena Tahhan , Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org